—La quiero —confesó él, reteniendo el llanto. Aquella declaración le partió el alma.
Su amiga sólo le abrazó con más fuerza.
—Lo sé.
—No quiero perderla —berreó, incapaz de aguantarse.
Le dolía no estar con Bullet en aquel momento. Le desgarraba el alma no ser nada en su vida, significar menos que un objeto de valor. Ser un entretenimiento en los buenos momentos, pero ver impotente su derrumbamiento. Ni siquiera poder tocarla. Soportar que otros brazos la consolaran.
Nunca habría imaginado que hubiera nada tan duro en su futuro. Nunca hubiera imaginado que, meses después del día que conoció a Bullet, estaría allí, buscando consuelo en Eco porque se ahogaba en un amor que no existía.
—No puedes perder lo que no has tenido nunca —Eco, que sabía mucho más del amor de lo que Pistol creía, le frotó la nuca—. Por favor, no sufras más. Bullet nunca te querrá.
—Nunca querrá a nadie —murmuró él con tristeza.

Bulletproof, Capítulo 15 - Descargar aquí.

1 comentario:

  1. No hace falta ni que te pregunte de quién se trata :( Se me cae el alma a los pies -.- Esto me suen tanto...

    ResponderEliminar

Por si quieres dejar tu huella aquí :)

c o r a z o n e s.