–Un beso tiene el significado que cada uno quiera darle. Ni siquiera sabes qué significa para mí y me estás amenazando como si pudiera destruir tu vida por eso. Nadie va a alarmarse por ello. Honestamente, la alarmada pareces tú.
–¿Por qué habría de estarlo?
–No pareces implicarte a menudo con hombres. Y si perfilo más, diría que con nadie –Pistol levantó la palma de la mano para evitar que la daga le pinchara en el pecho.
–No sabes nada de mí –le dijo ella con voz dura. Y aunque la situación iba a desbordarse de sangre en cualquier momento, Pistol pensó que la manera en que le miraba, con odio y fortaleza a partes iguales, podría encender a cualquier ser humano.
–Tú tampoco de mí, y en este momento, tu única meta es matarme. Meta que dudo que alcances, puesto que llevas cinco minutos con esa daga en alto, y de momento sigo teniendo la cabeza en su sitio.

¿Todavía no has leído Bulletproof? Siete grandes capítulos que puedes descargarte aquí.

4 comentarios:

Por si quieres dejar tu huella aquí :)

c o r a z o n e s.