– No me pasa nada. Bueno, sí – Kilian sonrió para sí mismo –, pero es demasiado temprano para hablar de cosas sucias.
– Puedo imaginarme qué es. – Layla se rió, divertida –. Si te sirve de consuelo, yo también lo echo mucho de menos.
– Para tu suerte, rubia, tu madre no es la Diosa de la Lujuria.
– No seas cretino. Según tengo entendido, has pasado temporadas más largas sin tener sexo y sigues vivo y coleando.
– Bueno, eran temporadas en las que estaba soltero. Ahora si me fuera de borrachera a algún club de striptease me cortarías los huevos, ¿verdad?
– En absoluto. Si quieres arriesgarte a que me entere y no volver a tocarme en la vida es cosa tuya.
Kilian gruñó y partió una galleta maría al dejar caer el puño sobre ella.
– Cuando te tenga delante, vas a enterarte. – graznó.

Descarga Tándem pinchando aquí (:

3 comentarios:

  1. Wait! Is it serious?
    I loved it. Es un escrito ... mmm ... delicioso!
    Así de simple.
    Gracias :)

    Botella de besos y caja de abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta este trocito, aunque ya lo había leído xD

    ResponderEliminar

Por si quieres dejar tu huella aquí :)

c o r a z o n e s.