- Si no hubieras sido tan inaccesible desde el principio, ahora estaría locamente enamorada de ti.
- Te refieres a que no soy humano.
- No. A mí me da igual lo que seas. Me refiero a que eres demasiado hermoso, demasiado poderoso y demasiado bueno para mí.
- Sí, supongo que yo tampoco me hubiera fijado en ti antes de que se te ocurriera la fantástica idea de usarme como profesor sexual.
- Lo comprendo. No soy nada parecido a una despampanante hembra de tu raza.
- No, para nada. No eres ni la mitad de sumisa, ni la mitad de estúpida… Ni mucho menos, la mitad de preciosa que la peor de todas ellas.

7 comentarios:

  1. Me gusta esta conversación, y la nueva cabecera del blog (:

    ResponderEliminar
  2. A mi también me encanta la nueva cabecera ^3^, una preciosidad.

    Preciosos *¬*

    Bisous!

    ResponderEliminar
  3. ¡Que viva la sinceridad!

    De nuevo por este mundillo,
    besooos.

    ResponderEliminar

Por si quieres dejar tu huella aquí :)

c o r a z o n e s.