Un ruido sonó al fondo del pasillo y los dos miraron a la oscuridad.
- Tengo miedo.
- Yo también.
Él la miró y cogió sus auriculares para ponérselos sobre las orejas.
- Toma, así no oirás ruidos.
- Pero tú sí - dijo ella, quitándoselos - Es mejor tener miedo juntos.

6 comentarios:

Por si quieres dejar tu huella aquí :)

c o r a z o n e s.