- ¿No quieres saber quién va a ganar el Juego? – le preguntó Ónix.
Layla le miró, con los ojos llameando de furia.
- Nadie va a ganar este estúpido Juego.
- No es algo que puedas evitar – le recordó Artemis.
- Eso lo veremos – respondió Layla con sequedad, aún con la furia contenida bailando en sus ojos ambarinos – Queda mucho camino por recorrer.

3 comentarios:

Por si quieres dejar tu huella aquí :)

c o r a z o n e s.