Me gustaría saber porqué las personas que hablan de arriesgarse, de segundas oportunidades, de amor y de cariño y de lazos irrompibles que transpasan fronteras literarias no son capaces de reconocer a sí mismas lo que les hace falta.
No entiendo porqué no levantan el teléfono y dicen: Eh, te echo de menos.
Y yo me incluyo entre ellas.
Porque te echo muchísimo de menos.
Yo tampoco levanto el teléfono, de acuerdo. Pero al menos lo reconozco.
Al menos yo sí pienso que si estuvieras ahora aquí me dolería menos el pecho.

5 comentarios:

  1. Al menos, se reconoce pero, de vez en cuando, habría que levantarlo ¿no?

    Besazo desde PARIS! ;)

    ResponderEliminar
  2. Porque a veces cuesta demostrar la verdad...

    ResponderEliminar
  3. yo creo que nos sobra orgullo y nos falta valor.
    el corazon grita y nosotros nos tapamos los oídos

    pd: yo también me incluyo.

    ResponderEliminar
  4. Buff, lo que cuesta admitir ciertas cosas.

    ResponderEliminar
  5. Por miedo a la respuesta, por lo menos eso siento yo..

    ResponderEliminar

Por si quieres dejar tu huella aquí :)

c o r a z o n e s.