Una, que se ha cansado de ser llanto.
Ahora es una duendecilla cómplice del viento.

3 comentarios:

Por si quieres dejar tu huella aquí :)

c o r a z o n e s.