- Te seguiría hasta el fin del mundo si tu me dijeras que puedo seguirte, Kilian. No importa que tú no puedas seguirme a mí. Yo puedo conformarme con estar a tu lado toda tu vida.
Él la miró muriéndose de ganas por abrazarla, pero por primera vez en toda su existencia no quería anteponer sus deseos a los de otra persona. No era justo para Layla. Se merecía su sinceridad.
- ¿No crees que das demasiado para lo poco que yo puedo darte?
- Eso debí pensarlo antes. Una vez enamorada ya es más difícil apartarse.
- Pues desenamórate.
- ¿Es que no lo entiendes, Kilian? Aunque tú fueras la persona más alejada del mundo de mi punto de partida, aunque existieran diez, quince o veinte billones de seres en el mundo, yo terminaría jodidamente enamorada de ti.




gracias por ser 100 :)

4 comentarios:

  1. siempre nos enamoramos de quién nos da la gana. y cuando queremos dar marcha atrás, ups.

    ResponderEliminar
  2. da igual los peces que haya en el océano, ella quiero ese pez.

    Pdta: y yo soy la 100, enhorabuena!

    ResponderEliminar
  3. hay cosas que son incontrolabes e inevitables, paradesgracia o furtuna el amor es una de ellas
    -.-


    hace tiempo que no me pasaba por aqui, te felisito por tus 100 seguidores^^

    ResponderEliminar
  4. No sé hasta que punto es malo ese amor.
    Dile a esa mujercita que tenga cuidado..

    ResponderEliminar

Por si quieres dejar tu huella aquí :)

c o r a z o n e s.