- Jackie y yo hacemos, normalmente, todo al revés. Primero tenemos la noche de bodas y después nos casamos.
- ¿Perdona? - exclamó ella, asustada por la última palabra.
Sax la miró con la pasión aún rebosando en sus ojos etéreos.
- Daba por hecho que querrías.
- Daba por hecho que me lo pedirías en un sitio más íntimo - dijo Jackelyn entre dientes, bajando el tono de voz mientras se ruborizaba. Que le pidieran matrimonio delante de todos sus conocidos no era exactamente la visión que tenía ella de una pedida perfecta.
- Bueno, ¿pero quieres casarte conmigo, no?
- No hables de casarnos como si debatiéramos comprar una televisión nueva o no, Sax. Por favor, me estoy muriendo de vergüenza.
- No es algo que tengamos que debatir - él frunció el ceño - Creí haber dejado claro, desde el primer día que marqué tu cuerpo con el mío, que íbas a ser mi mujer. Sólo estamos debatiendo la fecha.

3 comentarios:

  1. Me caen bien los dos, es interesante su relación ^^

    ResponderEliminar
  2. Eso Jackie, no te pongas así ;)

    ResponderEliminar
  3. Por fin dos personas normales. Cuando te unes a alguien asi es para siempre
    :)

    ResponderEliminar

Por si quieres dejar tu huella aquí :)

c o r a z o n e s.