Ayer fue el primer día que me dije
basta. Que voy a amar cada segundo
de mi vida y cada persona que entre
en ella sin pensar que va a volver a
pasar lo mismo. Al fin y al cabo, se han
quedado ésas que siempre han estado.
Y con eso va una máaaas que sobrada.

Así que querer mucho estos días... Y el
resto de vuestra vida. Porque, oye,
estoy orgullosa de que haya gente con
un corazón como el mío. Que lata de la
misma manera y pueden entenderse.
Sístole, diástole, you know.

Asi que... Brindemos por el viernes.
Y por todos los viernes que quedan.



gracias, chicas :)

6 comentarios:

  1. También brindems por los lunes,no? que se lo merecen...o mjr dicho, ns lo merecems!
    Está claro q la vida es eso, el caerse, levantarse, el dar sin recibir...pero no por ello hay q dejar de dar, porq como muy bien dices tú, ls q se quedan son ls q siempre están, y es la gente q de verdad merece la pena...así que, para qué más? la gente va y viene...va, más q viene, pero ls q se kedan son los BUENOS:) un saludo y me ha encantado esta entrada

    ResponderEliminar
  2. Así me gusta, esa es la actitud! :D Sin miedo a nada!!!

    Un beso guapa! ;)

    ResponderEliminar
  3. A dejar de temer a las personas que las que queremos apreciar! Que nuestro corazón es muy fuerte y siempre se levanta de las caídas ^^

    Wicked forever!!!

    ResponderEliminar

Por si quieres dejar tu huella aquí :)

c o r a z o n e s.